•     El nuevo museo temático en Mazatlán, cuya apertura está prevista para marzo 2021, generará veinte empleos directos y una importante derrama económica para la región.

     

La Mansión Pirata en Mazatlán será el museo temático en su tipo más importante de América Latina, afirma el inversionista zacatecano Roberto Rosales, que fue invitado a invertir a Mazatlán y ha contado con el acompañamiento profesional durante su proceso de aterrizaje en Sinaloa, del Centro para la Inversión y el Comercio de Sinaloa (CIT), brazo ejecutor para la promoción de inversión del CODESIN y la Secretaría de Economía del Estado.

El desarrollador es City Tours de Grupo Divierte, que maneja dos museos con base en Zacatecas: la Casa del Inquisidor, considerado uno de los mejores museos temáticos del país, y Casa Londres, museo con temática de terror. El proyecto estima la generación de 20 empleos directos y una importante derrama económica para la región.

De acuerdo al inversionista, la Mansión Pirata contribuirá a aumentar la oferta turística en el centro de la ciudad, ya que, de acuerdo a su análisis, es poco visitada por el turista, que se concentra en su mayoría en las playas de Cerritos o Zona dorada.

“Hace falta generar esa atractividad en la zona Centro para poderla detonar-dice-. Entonces queremos hacer el polígono para tematizarlo, y así como en otras ciudades está el Barrio chino, aquí la idea es hacer el Barrio pirata, porque tenemos contexto entre las casas y podemos generar un polo de desarrollo turístico”, explica.

Roberto Rosales describe la clase de experiencia que los turistas encontrarán en el museo temático que está en fase de desarrollo y abrirá sus puertas en marzo de 2021: “vas a llegar normal y saldrás sintiéndote pirata, queremos que vivas esa experiencia que vivieron los piratas, generaremos condiciones de un proyecto integral que incluya recorrido en vehículos y en la tarde poderlo teatralizar, la experiencia será no solo en el museo sino en toda la zona. Este va a ser uno de los mejores del pacífico, el mejor museo pirata de toda américa, hay uno en Nassau (Bahamas) que es considerado “el rey”, pero no deja de ser una bodega, y este va a ser tematizado dentro de una casa, entonces creemos que va a llegar a ser el mejor”, comenta.

Agrega que el museo recreará el escenario que los piratas más famosos del S. XVI vivían en Mazatlán de donde partían para atracar galeones españoles, así como para realizar avituallamientos y esconder botines.

Sobre el apoyo del Codesin a través del CIT Sinaloa, el empresario explica: “Gracias a ellos estamos aquí. Nosotros dos o tres veces estuvimos a punto de tirar la toalla, sin embargo, gracias a su atención nos convencieron de seguir con el esfuerzo. Ellos son el gran vínculo que hace falta, no conozco un esquema similar en otro estado. Son el vínculo entre lo empresarial y gobierno que te ayudan a abrirte puertas con su apoyo y logística. Cuando tú no estás en la ciudad, por ejemplo, en mi caso que soy zacatecano, a mí me implica 5 horas venir a Mazatlán, pero a través del CIT te ayudan a agilizar los trámites, las condiciones, las citas con los funcionarios para poder desarrollar las inversiones”, detalla.

La casa de tipo inglés, que es la única de tipo en el centro de acuerdo al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) fue lo más complicado de encontrar, y tuvo que ser remodelada en su totalidad porque estaba en ruinas.  Fue una afortunada coincidencia porque los piratas eran ingleses, cuenta Rosales, y agrega que, aunque hay mucha oferta turística en el puerto, no hay oferta familiar, por lo que identificó la oportunidad de generar atractividad para niños y adultos. “Elegimos un museo pirata porque es muy atractivo para todos, cuando a veces hablas de un museo hablas de una cuestión aburrida, pero en este caso vas a poder generar las condiciones para que juegues, te diviertas y conozcas; queremos venderte la experiencia de sentirte pirata y parte de esa historia”.

Otro objetivo, con este nuevo producto turístico, es atraer a los cruceristas, pues Rosales explica que, en épocas sin pandemia, llegan entre 6 y 7 cruceros a la semana a Mazatlán, algunos hasta con 6 mil turistas, y es importante aumentar la oferta turística de esparcimiento porque bajan a la ciudad pocos de ellos.